Índice del artículo

Otitis externa en deportes acuáticos

La otitis externa es uno de los trastornos que más afecta a sujetos jóvenes y adultos durante la temporada de verano.

Esta "molestia" o perturbación es consecuencia de una infección que surge principalmente de bacterias u hongos porque el oído está sometido a una dosis masiva de humedad resultante de una inmersión prolongada en el mar o en la piscina.

Las causas que dan lugar a la otitis externa, como se mencionó al inicio de este artículo, son principalmente microorganismos infecciosos presentes en el agua y que entran en contacto con el interior del conducto auditivo, provocando una infección. 

canal auditivo infectado

 

Además del agua del mar o de la piscina, uno de los primeros desencadenantes de la otitis externa es también la limpieza de los oídos. A veces, tendemos a limpiarnos los oídos aplicando una fuerza lo suficientemente fuerte como para crear pequeñas laceraciones en la delicada piel interna, que estadísticamente también se encuentra entre las primeras causas en niños y adultos jóvenes.